Categoría: Inspiración

Hace poco, en una clase en vivo, una participante me hizo un comentario que me llamó mucho la atención. Mirá:

“Hay muchos talleres muy inspiradores por ahí, pero llega un punto en el que se necesitan más herramientas.” 

Y creo que dio con un punto fundamental. A veces siento que, en los talleres, con la loable intención de alentar a las personas a escribir, se pone el foco en la inspiración y se deja de lado la técnica. Mientras, en el otro extremo, los espacios académicos solo se dedican a la teoría. 

Por mi parte, creo que si queremos escribir necesitamos de ambas: de inspiración y de técnica.

Por eso, cuando diseño mis programas de escritura busco un equilibrio. Por ejemplo, en cada clase del taller de introducción a la narrativa vas a encontrar videos y fichas técnicas y una actividad para bajar esa teoría a tu proyecto. En el taller de escritura creativa, vas a encontrar consignas de escritura pero también lecturas complementarias.

Así, creo yo, logramos que la inspiración se apoye en la técnica y viceversa.

La locura, el dolor, la guerra, pero también el amor y la escritura… Todo lo que podemos encontrar en la vida y obra de Marguerite Duras es una lanza que te atraviesa.

La conocí, vaya cosa, a través del guión que hizo para Hiroshima Mon Amour, dirigida por Alain Resnais. Luego, su libro “Escribir” y más tarde sus novelas. Qué curioso cómo hacemos nuestro propio recorrido, ¿cierto?

Hoy, en el día de su natalicio, te dejo 7 frases de esta autora que me encanta.

Deslizá las imágenes para verlas todas:

Creo no estoy tan de acuerdo con la 5 y la 6. Clarice Lispector amaba estar rodeada de gente, de niños al escribir, pero Marguerite Duras hace mucho énfasis en esta cuestión de la soledad.

Esto demuestra que lo que necesitamos para escribir es 100% subjetivo.

¿Qué pensás vos que necesitás para escribir? ¿Sos team “escribo solo en soledad” o team “escribo aunque tenga una comparsa al lado”?

Mis dos elegidas son la 1 y la 7. ¿Cuáles son las tuyas? ¡Compartilas!

Doy talleres de escritura creativa hace 9 años (el que viene hacemos festejo) y si hay algo de lo que me di cuenta en este recorrido es que los miedos, excusas, bloqueos, censuras, o como los quieras llamar, giran siempre más o menos en torno a lo mismo.

Leé el “top 3” a ver si te sentís identificada con alguno:

1) “No voy a tener tiempo”

Nadie va a venir a darte “tiempo, pero tiempo no apurado” ni “enjaulado dentro de un despertador” (como la canción de María Elena Walsh). El tiempo hay que hacérselo. ¿Y si este finde ves un capítulo menos de la serie que estás siguiendo y le das 20 minutos a escribir?

2) “Lo que escribo no se entiende”, “Me voy por las ramas”

Acá el punto está en que vos tengas en claro qué querés transmitir. ¿Estás queriendo decir más de lo que va en ese post, artículo o cuento? ¿Pertenece a este capítulo o a otro? ¿Y si es que son dos textos diferentes? Hacé un plan textual, línea de tiempo o índice tentativo, te va a ayudar un montón.

3) “No le va a interesar a nadie”, “Nadie me va a leer” 

Primero que nada: Ojo con el ego. Dicho esto, hay lectores para todo tipo de textos. Hay quienes aman la poesía y quienes no la disfrutan ni un poco. Hay lectores de terror, de comedia romántica, de autobiografías, de ciencia ficción… Hay lectores que prefieren textos cortos y otros que los prefieren largos. Hay quienes disfrutan del estilo florido y quienes prefieren la simpleza. 

No quieras escribir para todos los públicos. Focalizá en ser la mejor para el que elijas.

¿Y? ¿Te resonó alguno? 

Si fuera un top 5, ¿qué otros dos miedos agregarías?

A veces me cuesta creer que en pleno siglo XXI sigamos creyendo en ese mito del artista como un genio creativo e innato que viene al mundo inspirado y con todo lo que hay que saber del oficio.

¿Te pasa? 

Voy a ser honesta, me enoja un poco este tema así que de antemano me disculpo por la vehemencia.

El genio artístico es un invento del marketing medieval (!) del campo artístico que solo dio lugar a que nos auto excluyamos del mundo de la creación. Ya sea para las artes visuales, musicales, escénicas, literarias o la que se te ocurra…

Todavía escucho personas diciendo que no “nacieron con el don” o que veneran a un artista solo por haber sufrido una vida horrible o un trastorno mental. Como si fuera condición excluyente para crear.

Mi posición es exactamente la contraria. Todos podemos crear, todos podemos tener ideas geniales y todos podemos entrenar e incorporar herramientas que nos ayuden a hacerlo cada vez mejor. Por supuesto, en condiciones de equidad. Pero esa es otra discusión.

Lo que quiero decirte es que si todavía crees que no hay trabajo detrás de esa “genialidad”, es porque no te contaron las cosas como son. ⠀

Recordá que siempre se pueden adquirir herramientas y para eso están los talleres de escritura.

¿Creíste alguna vez en esta idea de “genio”? ¿Te pasó de decirte a vos misma que “no naciste” para algo que luego pudiste hacer?

¡Ay, vaya si marzo me pasó por encima, muchacha…!  

Mi familia y yo con c(o)vid, la adaptación escolar que no termina nunca y una aquí intentando llevar adelante un emprendimiento…  

Pero no pasarán, sabelo. Aquí estoy, firme junto al pueblo (de mujeres que escriben y quieren escribir).  

Si a vos marzo tampoco te ayudó, nos doy abril para hacer borrón y cuenta nueva.  

Extiendo la inscripción a los mini talleres gratuitos, hago nuevas clases en vivo en mi canal de YouTube, siguen abiertas las inscripciones con descuento a los programas completos y, como si todo esto fuera poco, me doy el lujo de trabajar con la vida y obra de Flannery O’Connor en el club Mujeres que escriben de abril.   

Deslizá las imágenes para ver y agendar todo lo que te interese.

¿Conocés a Carson Mc Cullers? ¿Conocés el libro “El corazón es un cazador solitario” o “La balada del café triste”?

Si no lo hacés te pido enfáticamente que la pongas a esta autora en tu lista de pendientes. Su prima, Virgina Spencer Carr, dijo que: “Carson amaba atrapar la verdad con los dientes y escapar corriendo, una costumbre que jamás abandonó”. Y vaya si lo hizo con cada una de sus obras.

Te dejo 7 frases de Carson McCullers como una probadita de esta autora que me atrapó desde la primera oración que llegó a mis manos.

  1. “La única solución para no seguir siendo oprimidos, es que la gente sepa”
  2. “El amor es una experiencia común a dos personas. Pero el hecho de ser una experiencia común no quiere decir que sea una experiencia similar para las dos partes afectadas.”
  3. “Todo lo que podemos hacer es andar por ahí diciendo la verdad.”
  4. “La mejor manera de controlar a la mente pensante es la imaginación.”
  5. “La mente es como un tapiz ricamente tejido en el que los colores provienen de las experiencias de los sentidos y el diseño se toma de las vueltas del intelecto.”
  6. “No hay nada que te haga tan consciente de la improvisación que significa la existencia humana como una canción sin terminar. O una vieja agenda.”
  7. “Estamos divididos entre la nostalgia de lo familiar y el impulso de lo extraño y ajeno. La mayoría de las veces, sentimos más nostalgia por los lugares que nunca hemos conocido.”

Y, nobleza obliga, aviso que será la autora que trabajaremos en marzo en Mujeres que escriben. ¡Espero verte ahí!

 

Confieso que es una autora que tengo pendiente. He leído algunos fragmentos y relatos sueltos para espacios de formación pero me tienta sobremanera profundizar en ella.

Su biógrafo Richard Bradford relata que era lesbiana pero a la vez homofóba y misógina. Pero también que disfrutaba del escándalo, por lo que no se sabe hasta qué punto sus declaraciones eran solo maneras de causarlo o de poner sobre la mesa los temas de los que quería hablar.

Te comparto 7 frases para que conozcamos juntas a esta autora:

1.Hay que proteger al libro mientras se escribe.

2.No dejes de anotar tus ideas por insignificantes que parezcan.

3.Lo que me complica al escribir acerca de la escritura es la imposibilidad de establecer reglas.

4.Desarrollar la idea es un proceso de avance y retroceso, como tejer.

5.Escribir es una forma de organizar la experiencia y la vida misma, y la necesidad de hacerlo sigue estando presente aunque no se tenga público.

6.Tal vez, para un escritor, la suerte consista en que se le haga una buena publicidad en el momento más indicado.

7.Escribir novelas o relatos es un juego y, para seguir jugando, es necesario que en ningún momento deje de divertirte.

En particular, tengo muchas ganas de leer “Carol” y “Pequeños cuentos misóginos”.

¿Vos ya la leíste? ¿Por dónde empezarías?

#LasClasesDeHebeUhart

Estrenamos nueva sección en este blog: #3citasDe #LibrosSobreEscritura. ¿Qué te parece?

La idea es presentarte un libro por mes sobre escritura a través de 3 de sus frases para que puedas contar con material para seguir formándote en el arte de escribir.

Y para arrancar no podía poner otro libro que este: Las clases de Hebe Uhart, de Liliana Villanueva, editado por Blatt y Ríos. Se trata de un compilado de apuntes que la autora tomó en los talleres de Hebe Uhart, una escritora argentina muy destacada por sus crónicas.

Si hay algo que me gusta de este libro es cómo transmite ese espíritu del taller de escritura, esa atmósfera en la que nos cuestionamos la práctica de escribir y nuestra relación con ella.

No es un libro ordenado. Si bien la estructura propone un recorrido y cada apartado intenta una coherencia acerca de un tema, la redacción pareciera mantener esa característica del apunte, de las palabras comprimidas, del punteo apurado… y un párrafo a otro como lectoras vamos hilando ideas y cerrando sentidos.

Es un libro de referencia, al que se vuelve siempre. Un libro que te rescata de bloqueos y te acompaña cuando sentís perder el rumbo.

Recomiendo con especial énfasis que se hagan de un ejemplar, ya sea que escriban por placer o profesión.

Ahora sí, las 3 frases:

 

1. “Ni me aburro ni me canso ni me irrito: debo acompañar a mis ganas de escribir, poner toda la energía en ese proceso de escritura. Hay que saber tenerse paciencia, decirse “ahora no sale, pero ya voy a poder”.

 

2. “Elijo lo que me interesa y, al mismo tiempo, debo saber qué puede ser interesante para el lector, qué temas comunican. Se trata de elegir y recortar, no de contar todo lo que sé.”

 

3. “La gente idealiza mucho la figura del escritor y esa idealización conspira contra el desarrollo de la veta personal. En la literatura hay modelos, como hay modelos de belleza en la moda, también sucede entre los escritores. No hay escritor, hay personas que escriben.”

En el día del natalicio de Susan Sontag te traigo esta frase de su muy conocido ensayo “Sobre la fotografía” ¿Lo conocías?

Cuando leo a autoras multifacéticas como Susan Sontag, recuerdo que me encanta trabajar con artistas de otras disciplinas, como fotógrafas, músicas, ilustradoras, diseñadoras, artistas plásticas… Siento que hay algo que nos une. Ese algo debe ser un modo diferente de usar un lenguaje, de sacarlo de su “utilidad” o “funcionalidad” y llevarlo al terreno del juego, de la creación porque sí, de la belleza (en todo su abanico de posibilidades), de buscarle el revés del mundo que nos rodea.

¿De casualidad sos fotógrafa, poeta, cantante, pintora, ilustradora, diseñadora, escultora, tejedora…?

¿Cómo te llevás con la escritura desde tu disciplina?