• Elegí tu moneda

  • Lectura recomendada: “El maestro y Margarita”, de Mijaíl Bulgákov

    Este mes celebramos en Argentina el día de la madre. Por eso, en lugar de #lasemprendedorasandanleyendo sale un #lasmadresandanleyendo con una entrevista recontra especial para mí: mi mamá.

    Le hice la misma entrevista que vengo haciéndole a distintas emprendedoras y me emocioné cuando me mandó las respuestas porque vi toda su sensibilidad lectora puesta en palabra.

    Es que tenemos una historia muy particular y hace muy poquito nos enteramos que su mamá, Olga, además de trabajar en un diario como redactora fue Lingüista. ¡Me súper emociona eso!

    ¿Qué libro nos recomienda? “El maestro y Margarita”. Dicen que es algo así como el Fausto ruso.

    Leé la entrevista completa aquí:

    1- Mami, ¿te presentás con tus palabras para quienes recién te conocen?

    Soy Marina, la mamá de Kari. Soy rusa, hace más de 35 años que vivo en Buenos Aires, así que me considero una porteña por adopción. Nací y crecí en Klaipeda, Lituania. También es una ciudad porteña en el mar Báltico. Después me fui a estudiar ingeniería en sistemas a la universidad de San Petersburgo. Ahí conocí a quien fue mi marido, que es argentino. Me casé y vine para aquí.

    Siempre trabajé de traducciones. Me encanta hacer que la gente se entienda entre sí. También trabajé en comercio exterior. Desde chica me apasiona leer. A veces toco piano. De vez en cuanto tejo, algunos dicen que bastante bien.  Amo a mis nietas. Hace como un  año me largué por mi cuenta con las traducciones. Espero salir para adelante.

    2- ¿Qué libro nos recomendás? ¿Cómo llegó a vos?

    Uno de los libros que amo es “Master y Margarita”, de Mikjail Bulgákov. Lo leí por primera vez cuando era joven y me enamoré de él. La fábula, el lenguaje, los personajes, todo me encanta. Es un libro mitad filosófico y mítico, y mitad satírico respecto a la realidad soviética de los años 30. Se cruzan dos líneas de narrativa. Una muy terrenal sobre la vida y problemática de Moscú y la otra cuenta la historia de crucificación de Yeshua como la ve e interpreta el autor. El eslabón que une a las dos líneas de la historia es el Satanás (Voland, en el libro) con su comitiva que visita a Moscú en estas fechas (los años 30). A partir de ahí se desarrolla  la trama. Al final las dos líneas de narración se unen y al lector se le cierra el círculo. Por lo menos, así me pasó a mí.

    Para mí, es una historia de amor principalmente, amor universal y terrenal, de reconsideración de los valores humanos, de la búsqueda de belleza y grandeza en las personas y sus actos que a primer juicio parecen  desagradables y aberrantes. Todo es dual, no existe luz sin sombras, sino, no distinguiríamos qué es qué. Eso dice en un momento Voland.

    También es muy inquietante la historia de amor entre el Master (que es un escritor – sic!) y Margarita, su amada. Cómo el valor y la locura pueden salvar al otro. Bueno, es mucho para contar. Cada frase y escena son memorables.  Y muy profundas.

    3- ¿Qué fue lo que más te gustó del libro? ¿Una frase o momento del libro que quieras compartir? 

    En parte, ya lo dije. La frase más memorable para mí (y no solo para mí) es “Los manuscritos no se queman”. Se refiere al momento cuando el Master en un ataque de locura quema su obra y Margarita logra salvar del fuego unas páginas. Y después, en otro momento, Voland hace aparecer el libro entero diciendo justamente esta frase. El significado es muy profundo, lo entiendo como que los valores universales perduran para siempre, más allá de que uno o unos quieran hacer con ellos. Bueno, es imposible contar todo, hay que leerlo. Cada uno lo interpretará según sus vivencias y convicciones.

    Obviamente, lo leí en ruso. Pero existe la traducción al español. Se los recomiendo del todo corazón. Me encanta compartir las cosas bellas. Y este libro es una de estas bellezas reales que te llenan el alma y el corazón, enriquecen tu mundo. Te hacen crecer, expandir tu mente, pensar. Podría seguir…

    4- ¿A quiénes se lo recomendarías?

    Se lo recomendaría a todos. Especialmente a los quienes quieren crecer, expandir su espiritualidad, rever sus valores, sentir la belleza e infinidad del mundo, valorar y disfrutar todo, todo, todo lo que nos da la vida.

    5- ¿Algo más que quieras agregar?

    De los escritores rusos modernos recomendaría a Victor Pelevin. Una visión y escritura muy peculiar. Surrealista, filosófica, loca. Como me gusta… No todas mis amigas lo entienden. Ojo, con esto no quiero menospreciarlas ni nada por estilo. Simplemente, no es para todos.

    Cariños, Marina.

    ¡Gracias, mami, te amo tanto!

     

    Y ya que estamos… ¿me contás qué está leyendo tu mamá? 

    Si no tenés a tu mamá, contame lo que recordás que leía o preguntale a esa persona que cumple ese rol para vos qué libro tiene entre manos.