fbpx

4 usos del punto y coma para enriquecer tu puntuación

El punto y coma es un signo de puntuación que indica una pausa más grande que la que marca la coma y menor que la del punto. Lo cierto es que su uso es, de todos los signos de puntuación, el más subjetivo. ¿Quién define si esa pausa es para coma, punto y coma o punto? Incluso algunas veces puede ser reemplazado por los dos puntos.

Por eso creé este artículo en el que vamos a revisar, con ejemplos, cuatro usos del punto y coma que sí o sí tenés que saber para enriquecer tu puntuación y, con ella, el ritmo de tus textos.

¿Empezamos?

1. Enumeraciones complejas

Cuando estamos enumerando elementos que vienen con acotaciones, indicaciones o información adicional, es probable que la oración se vuelva compleja y puedan surgir confusiones. En estos casos, el punto y coma viene al rescate.

Ejemplo:

Ese día vinieron todos los delegados del Centro de Estudiantes: Sofía, de primer año; Jorge, de segundo; María, la suplente de tercer año; Carla, la de cuarto; Mariano, de quinto año.

2. Oraciones independientes pero muy estrechas

Cuando tenemos dos oraciones que son sintácticamente independientes pero que tienen una relación de significado o sentido muy ligada, podemos usar el punto y coma para destacar esta relación. Lo cierto es que siempre podríamos optar por poner punto y seguido. La elección es subjetiva y queda en manos de quien escribe; para ser más exacta: la decisión queda en tus manos. A veces, incluso, podemos usar los dos puntos; veamos a ver tres variantes de una misma oración.

Ejemplo:

Ya es tarde. Taza, taza, cada uno para su casa.

Ya es tarde; taza, taza, cada uno para su casa.

Ya es tarde: taza, taza, cada uno para su casa.

3. Conectores adversativos en oraciones largas

Yo no soy muy amiga de las oraciones largas, para ser honesta. Pero en caso de que a vos te atraigan, te cuento que se escribe punto y coma delante de los conectores adversativos, concesivos o consecutivos (como pero, aunque, sin embargo…), siempre y cuando las oraciones que encabezan tienen cierta longitud.

Ejemplos:

Venite, pero ahora.

Este año casi no viniste a verme, nietita; pero no quiero molestarte, sé que estás ocupada.

4. Elementos de una lista

Se usa el punto y coma al final de cada uno de los elementos de una lista organizada en líneas independientes y que empiezan con minúscula (salvo en el último, ahí corresponde punto final).

Ejemplo:

Utilizar cualquiera de las siguientes harinas sin gluten:

— harina de maíz;

— maicena (harina de almidón de maíz);

— harina de arroz.

 

Si sentís que necesitás refrescar y mejorar tu redacción, te invito a conocer mi curso El Repaso.

MÁS INFO AQUÍ

Acá podés compartir este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Karina Wainschenker

Karina Wainschenker

¡Hola! Soy Karina Wainschenker, Licenciada en Artes, docente de la UBA, escritora, ¡y madre! Creé este espacio porque amo todo lo que tenga que ver con procesos creativos.

Leer más

No te pierdas estos posts

Mirá esto